Guerra contra drogas en Colombia ha costado más de US$134 mil millones desde el 2000

Se indicó durante debate de control político sobre la droga en la Comisión Tercera, donde la ministra de Justicia, Gloria Borrero, indicó que el Gobierno no tiene una política integral, sino “un Estado fragmentado para esta acción”.

Bogotá D.C., mayo 14 de 2019 (Prensa Senado). El problema de las drogas le ha costado a Colombia dinero, pérdidas humanas y perjuicios en la salud por más de 40 años, debido al rentable negocio que representa para quienes se dedican a la comercialización de sustancias ilícitas a nivel nacional e internacional, sobre todo hacia Estados Unidos, el mayor consumidor en el mundo.

Así lo señaló el senador Gustavo Bolívar, del partido Decentes, quien se basó en el Plan Colombia (firmado en el 2000 entre Estados Unidos y Colombia, con el fin de buscar la disminución del narcotráfico) para evidenciar que ahora hay más cultivos desde que inició esta estrategia.

De 2004 a 2007, por ejemplo, se pasó de 114 a 167 mil hectáreas, más de lo que se había disminuido en años anteriores. El nivel de siembra de cocaína, recientemente, siguió en ascenso: 2015, 15.096 hectáreas; 2016,146.000 hectáreas y 2017, 171.000 hectáreas. En el país, “desde el 2000 han echado a la basura más de 134.000 millones de dólares en aspersión de cultivos ilícitos”, dijo.

Sobre el tema, este martes en la Comisión Tercera del Senado se desarrolló el debate de control político ‘Balance de la guerra contra las drogas en Colombia’, promovido por el senador Bolívar y con la asistencia de los ministros de Justicia, Gloria Borrero, y de Salud, Juan Pablo Uribe, y la viceministra de Defensa, Diana Abaunza.

En la actualidad, los narcotraficantes en Colombia producen 921 toneladas de coca para vender al mundo. En el año 2000, alcanzaban las 700, señaló el legislador Bolívar. Ante esto, la ministra de Justicia, Gloria Borrero, dijo: “El narcotráfico tiene en jaque a nuestra democracia. Colombia tiene una deuda ética de luchar contra el narcotráfico. El país no tiene una política integral, tiene un Estado fragmentado para esta acción”.

El Plan Nacional de Desarrollo, de acuerdo con la ministra Borrero, incluye una política sostenible y participativa sobre el cultivo, consumo y comercialización de drogas. Además aseguró que las FARC no han entregado aún todas las rutas del narcotráfico.

En cuanto a la efectividad de la fumigación aérea para reducción de cultivos ilícitos, el senador Gustavo Bolívar aseguró que esta fue eficiente entre 2001 y 2003 y que la fumigación aérea no es la alternativa para la disminución de cultivos, por los efectos cancerígenos en los humanos.

Como su autorización en el país está en manos de la Corte Constitucional, la Ministra de Justicia enfatizó que están a la espera del fallo de seguimiento para el uso de glifosato. En caso de que se logre esa autorización, con los derechos humanos y principios de precaución, se tendrán todos los estándares necesarios para tratar los cultivos.

Al respecto, el senador del Centro Democrático, Fernando Araújo, apuntó que el glifosato es aprobado por más de 130 estados en el mundo y que, según la Organización Mundial de la Salud, tiene un grado 2 en sustancias cancerígenas.
.

Richard Aguilar, senador de Cambio Radical, cuestionó al Gobierno sobre si cuenta con un plan B en caso de que la Corte Constitucional no permita que vuelvan a realizarse fumigaciones con glifosato.

A su turno, el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, indicó que desde el Gobierno nacional “se han priorizado 12 departamentos para que los profesionales de la salud apliquen la política en sus territorios, con instrumentos que facilita el Ministerio para su aplicación”. Los grupos poblacionales con mayor riesgo en el país son los escolares y universitarios e indicó la importancia que en la política del Gobierno tiene la rehabilitación del consumidor de droga”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *