21 febrero, 2020

Distrito, víctimas y convergencia de mujeres rechazan abuso a niña de 10 años en marcha por la paz

Con las proclamas “ni una más” y “mujer hermana, si te pega no te ama”, la Alta Consejería para la Paz y el Posconflicto del Distrito, un grupo de víctimas del conflicto y la convergencia de mujeres samarias rechazaron el abuso que sufrió una pequeña de 10 años por cuenta de un vecino en Santa Marta.

La protesta se dio durante la marcha denominada ‘Tejamos una Trenza por la Vida, el Disfrute y la Paz’ en el marco del Día Internacional de la Mujerliderada por las organizaciones sociales ‘Pazalianza’ y ‘Juntanza de Mujeres’ en la que, principalmente, se promovió la resolución pacífica y la salida del conflicto armado entre el gobierno nacional y los grupos subversivos desde el punto de vista de la población femenina trabajadora de la ciudad.

El acto fue apoyado por el alcalde Rafael Martínez a través de la Alta Consejería para la Paz, dirigida por Anabel Zúñiga, quien destacó el papel de las mujeres, en especial de la población femenina víctima de la violencia; además, rechazó lo ocurrido a la niña -de forma contundente y en representación del Distrito y las organizaciones participantes en la jornada-.  

“Fue una movilización de conmemoración por el Día Internacional de la Mujer, pero con unas reivindicaciones particulares muy ajustadas al caso colombiano; hemos alzado nuestra voz para trenzar la vida, para trenzar la paz. Este es el resultado de una convergencia de procesos de mujeres que se están gestando en la ciudad y la que la Alcaldía Distrital se vincula como gestores, coadyuvantes y articuladores de esas estrategias para que las mujeres tengan una agenda común alrededor de la paz y la defensa de la vida, la resistencia y contra las violencias”, resaltó Zúñiga.

Igualmente, la alta consejera fue enfática en señalar: “Hoy toma mucha fuerza la defensa de los derechos de las mujeres que son atropellados todo el tiempo y nos toca resistir a situaciones como, por ejemplo, lo que lamentable le ocurrió a la pequeña de 10 años, la cual fue abusada por un vecino y quedó embarazada; es decir, mujeres que sufren una sistematicidad de agresiones con violencia económica, violencia estructural y discriminación. Por eso, desde la Alta Consejería para la Paz, repudiamos contundentemente ese hecho de abuso y con base en las cifras que reflejan un porcentaje alto de violaciones contra las mujeres”.

La marcha inició en la calle 22 con carrera 13, justo en la Unidad de Reacción Inmediata –URI- de la Fiscalía. El recorrido tuvo tres paradas: la primera en el lote del antiguo Rumbódromo; la segunda en la carrera quinta con calle 22; y la tercera y última en la carrera primera, también con calle 22 o Santa Rita. La caminata terminó en el Parque de Bolívar con varios actos simbólicos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *