Comité de Seguimiento Electoral ratifica los cinco puntos del pacto por la no violencia en campañas políticas del Magdalena

En concordancia con las políticas impulsadas por el Gobierno Nacional, que promueven e impulsan los derechos políticos y el sano ambiente electoral en las regiones; el Comité de Seguimiento Electoral del Magdalena, en presencia de los candidatos a la Gobernación del Magdalena y los representantes o voceros de los partidos, movimientos políticos y grupos significativos de ciudadanos firmaron un pacto ´Por una Cultura Política y la No Violencia en la Campaña Electoral´.

El documento firmado por los representantes de las campañas y los estamentos políticos fue construido, revisado y aprobado por el Comité Departamental de Seguimiento Electoral en pleno, integrado por la Procuraduría, Migración Colombia, la MOE, el Consejo Nacional Electoral a través de sus delegados, la Registraduría Nacional del Estado Civil, la Policía Departamental, la Policía Metropolitana, la Defensoría del Pueblo.

Su firma se llevó a cabo el 25 de septiembre en las instalaciones de la sala CIPES del Comando Departamental de Policía y contempló cinco puntos, donde cada una de las partes se comprometió a generar un sano ambiente electoral y unidad desde una cultura política donde prime la democracia y la no violencia.

Los aspirantes a la Gobernación del Magdalena y representantes de los diferentes partidos, movimientos políticos y grupos significativos de ciudadanos, se comprometieron entre los puntos más importantes a trabajar desde una cultura política basada en el reconocimiento y respeto, promoviendo siempre el diálogo y dejando fuera la discriminación, exclusión, persuasión y estigmatización. De igual forma a utilizar de manera responsable y respetuosa los espacios en medios de comunicación y redes sociales. Los cinco puntos firmados son:

  1. Propender por una cultura política basada en el reconocimiento y en el respeto por los demás candidatos, promoviendo diálogos centrados en la argumentación y en el valor de las ideas, apartándonos del lenguaje que promueva cualquier forma de discriminación, exclusión, persecución y estigmatización.
  2. Rechazar públicamente y denunciar ante las autoridades competentes todos los hechos que afecten la labor proselitista de nuestras campañas, como los comportamientos violentos emprendidos en nombre de nuestras candidaturas, o por nosotros mismos como candidatos en contienda, que incidan, afecten o impidan la participación política del debate electoral que se avecina.
  3. Utilizar de manera responsable y respetuosa los espacios en medios de comunicación y redes sociales, ofreciendo información veraz y elementos para el análisis, evitando diseminar información falsa o difamatoria que promueva el odio y la violencia, convocando a nuestros equipos de campaña encargados de las comunicaciones y redes sociales, a mostrar contenidos que promuevan el debate de las ideas y que no inciten a confrontación.
  4. Respetar y promover el ejercicio libre y consciente de los derechos políticos de toda la ciudadanía, rechazando cualquier acto de intimidación, coacción y/o corrupción electoral.
  5. Respetar las acciones desarrolladas por las instituciones y los servidores públicos que las representan en el marco de sus competencias constitucionales y legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *