“Cerca de 16,5 millones de colombianos están en condiciones de informalidad laboral”: senador Wilson Arias

En Colombia la población económicamente activa asciende a 24.8 millones de personas, de las cuales 50.8% se encuentra en condiciones de informalidad laboral, o sea 16,5 millones. Tenemos 2,5 millones desempleados (tasas altísimas para mujeres y jóvenes) y sólo 8,3 millones tienen un empleo decente”.

Así lo afirmó hoy el senador Wilson Arias, del Polo Democrático, durante una audiencia pública sobre el tema de los contratistas del Estado, que se cumplió en el salón Luis Guillermo Vélez del Congreso de la República, y en el que participaron funcionarios del Gobierno y sindicalistas, en torno a la grave problemática que enfrentan los trabajadores vinculados, a través de órdenes de prestación de servicios, cooperativas y trabajo por horas, donde dichos empleados son contratados con funciones misionales.

El congresista, junto a la senadora Aida Avella y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), manifestó que el objetivo de generar estos espacios participativos era lograr hacer denuncias contundentes y seguimiento a los avances que se tengan desde cada una de las entidades vinculadas al evento.

Arias enfatizó su molestia frente a la inestabilidad laboral que tiene los contratistas del Estado al señalar: “Desde hace más de 30 años los gobiernos nos han dicho que la flexibilidad laboral significa más empleo, pero ha sido una gran mentira, no tienen garantías de seguridad social, ni estabilidad laboral y mucho menos prestaciones.”

Durante el evento se escucharon las voces de varios sindicalistas representantes de la Confederación de Trabajadores de Colombia; de la Confederación General de Trabajadores; del Sindicato de Trabajadores del Ministerio de Educación; del SENA; deI IDEAM y de la Federación Nacional de Trabajadores al Servicio del Estado, entre otros.

Durante la audiencia se señaló: “Hay cientos de miles de colombianos a los que se les violan sus derechos laborales”; “los contratistas son víctimas de un modelo económico poco rentable”; “se requiere de una mayor eficacia por parte de los organismos de control en temas de contratación y designación presupuestal” y “es necesario un encuentro nacional de contratistas”.

Durante el certamen, se hicieron presentes altos funcionarios del Estado como el viceministro de Empleo y Pensiones, Andrés Uribe, quien manifestó: “Actualmente en la entidad se ha logrado bajar el número de contratistas pasando de 506 para el año 2018 a 357 para el 2019. No es el ideal pero estamos haciendo la tarea”.

Otros funcionarios que participaron fueron el viceministro de Salud Pública, Samuel García, y el delegado de la Contraloría General de la República, Sebastián Montoya.

Al finalizar la audiencia, el senador Wilson dejó como reflexión la importancia de poder luchar a cabalidad por las garantías salariales y pensionales, por los derechos de los contratistas en pro de que hacia el futuro tengan una pensión y una vida digna. El congresista cerro aseverando: “Invito a la solidaridad real no solo moral. Es importante ayudar a organizarse a los contratistas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *