25 septiembre, 2020

“Alcanzar el mundo para Cristo” lo que unió más a Billy Graham y a Pat Robertson

Alcanzar el mundo para Cristo. Ese fue el común denominador entre Billy Graham y CBN. Una amistad que permaneció durante años.

Al pasar de los años, el reverendo Graham apareció en el Club 700. Una de las primeras veces fue en 1976… cuando Billy Graham fue presentado en el especial “¡es tiempo de orar, América!”, en octubre 1979, él dio el discurso principal en la dedicación del estudio central de CBN. Graham dijo que las nuevas instalaciones permitirían que CBN llevara esperanza a un mundo en sufrimiento.

“Vemos millones de personas atracarse con el escapismo, tratando desesperadamente por evitar los problemas de drogas y alcohol y placer o cualquiera de las mil cosas y en este mundo incierto, este edificio se construye por fe, valentía y visión para proclamar una cosa segura… el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo”.

Esa noche, bajo las estrellas, Graham motivó a la red de difusión cristiana a ser todo lo que pueda ser a través de Cristo.

“Creo que CBN, con este edificio y sus grandiosas instalaciones, lo más moderno en el mundo, es cabeza para Cristo en las comunicaciones del futuro”.

¿Quién sabía que Pat Robertson y Graham compartirían un momento histórico y transformador en 1990? Se reunieron a la puerta de Brandenburgo, en el lado este de Alemania… solo tres meses del inicio de la caída del comunismo.

“La gente puede venir con libertad, ¡es un día emocionante para Alemania!”, dijo Pat.

“¡Lo es!”, comentó Billy en ese momento.

Mientras aún se desprendía el muro de Berlín, los dos líderes se maravillaban de que habían llegado a ver tal cosa, emocionados por la oportunidad de traer a cristo a millones detrás del telón de acero.

“El Señor no solo dijo: vayan a los países capitalistas. Dijo que fuéramos a todo el mundo. Eso lo dejó resuelto para nosotros. Significa el mundo comunista y cualquier otra parte que podamos alcanzar”.

Décadas después, ambos evangelistas se reunieron una última vez, en el cumpleaños número 95 de Graham.

“Fue un gozo celebrar sus 95 años, es un gran tributo a un gran hombre”, concluyó Pat.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *